EEUU exigirá cumplimiento de normas FDA para comprar alimentos

Estados Unidos exigirá con mayor rigor, dentro y fuera de sus fronteras, el cumplimiento de procedimientos y normas de  inocuidad para comprar alimentos, mediante controles preventivos que dispone de manera obligatoria la Ley de Modernización de la Inocuidad de Alimentos de la FDA (Food and Drug Administration), controles que ya tienen fechas de cumplimiento para las empresas nacionales desde diciembre del 2017.

La norma establece, por primera vez, los estándares mínimos basados en la ciencia para un cultivo, recolección, embalaje y conservación segura de frutas y verduras destinadas al consumo humano, propuesto a inicios del 2013.

Ecuador figura entre los 12 países de América Latina que provee alimentos a EE.UU. y por eso las compañías locales que fabrican, cultivan o procesan productos regulados por la FDA empezaron desde el año pasado a ser informados de las mismas normas federales dirigidas a compañías similares en los Estados Unidos.

La Oficina de América Latina de la FDA (LAO en inglés) inició acciones con el gobierno y la industria local para garantizar esta salvaguardia y exportar a este mercado.

Las fincas de producción primaria dedicadas al cultivo, la cosecha y la crianza de animales (incluye mariscos) -entendiéndose que su operación se observa hasta el empaque dentro o fuera de la misma-, se les obliga a realizar  las  Buenas Prácticas de Manufactura Actuales (CGMPs por sus siglas en inglés) que entre otras acciones ordena  que todos los empleados que manufacturan, procesan, empacan o mantiene alimentos estén calificados para desempeñar las tareas asignadas y que la calidad microbiana del agua garantice  cero riesgo para las salud del consumidor,  prohibiéndose el uso de agua superficiales sin tratar para estos propósitos.

Algunas empresas dedicadas al empaque y exportación de mango y banano que implementaron las buenas prácticas de manufactura demandas por otros organismos similares nacionales y extranjeros, aspiran a que la validación de las mismas por parte de la FDA no se convierta en otro tropiezo y un sobre costo para despachar fruta a tan importante mercado extranjero.

 

Juan Carlos Gómez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *