17 plantas perennes que producen durante años

Actores Productivos

La naturaleza es increíblemente diversa al igual que es abundante. No siempre podemos verlo a pesar de que está allí. 

LE PUEDE INTERESAR: Convertir desperdicios de comida en alimentos para animales reduciría las emisiones del ganado

Sin embargo, a menudo nos limitamos a un número bastante pequeño de frutas, verduras y vegetales bien conocidos.

El jardinero principiante solamente cultiva plantas que le gustan o que conocen bien como el tomate, el maíz, las legumbres, la calabaza o las plantas medicinales. Plantas que son fáciles de cultivar.

En algún punto, tu jardín y habilidades necesitarán evolucionar. No existe otra manera para el crecimiento y desarrollo.

Una manera de diversificar es cultivar plantas perennes.

Razones para cultivar plantas perennes en tu jardín.

Una vez que te has decidido a evolucionar tu jardín más allá de lo básico, las oportunidades para cultivos confiables comienzan a extenderse frente a ti.

Con el cultivo de plantas perennes, no necesitarás forrajear tan lejos de tu jardín para beneficiarte de los componentes nutricionales de quizás los vegetales nuevos-para-ti.

Los beneficios de comer perennes:

  1. Las plantas perennes amplían el cultivo de tu jardín. La mayoría de las plantas anuales se cultivan durante el verano y el otoño. Algunas plantas perennes estarán listas para ser recolectadas mientras que tus plantas anuales apenas estarán iniciando su fase de crecimiento. Otras todavía, con raíces comestibles, pueden ser recolectadas durante todo el año, cuando tu estás listo para ellas, no cuando ellas estén listas para ti.
  2. Bajo mantenimiento. Una vez que los cultivos de plantas perennes estén asentados, requieren de poca atención por parte del jardinero. Tienen raíces más profundas que las plantas anuales así que son más resistentes a la sequía. Además, las plantas perennes también son resistentes a las plagas y a las enfermedades y también, resisten la presión de invasión de otras plantas con las que comparten espacio.
  3. Las plantas perennes ayudan a mantener el suelo firme. Las plantas perennes viven en zonas sólidas. Una vez que se han plantado, se quedan en la zona donde nacieron. Las plantas perennes contribuyen a que el suelo se mantenga intacto. Asimismo, gracias a sus raíces más profundas, ellas absorben e incorporan mayor cantidad de minerales a sus tejidos y órganos. De manera que son plantas con mayor contenido nutricional que las variedades de vegetales que son más conocidas y consumidas. Ayudan a una estructura saludable del suelo y un hábitat lleno de animales, gusanos, hongos y bacterias. Con el paso del tiempo, las plantas siguen añadiendo más y más materia orgánica al suelo según vayan perdiendo sus hojas. Esto contribuye a la acumulación de una buenísima capa vegetal en el terreno. Las partes de las plantas perennes que no consumas serán incorporadas a esa capa vegetal y como consecuencia, se amplia el abanico de opciones en cuanto a fuentes de nutrientes se refiere.
  4. Jardín más bonito. Más que solamente ser un alimento delicioso, las plantas perennes se pueden usar como ornamentales en tu jardín, ya que algunas de ellas pueden crecer bastante. A menudo, son utilizadas como plantas de bordes y en ocasiones, se utilizan para combatir la erosión de los suelos. 

Además, las abejas pueden interesarse en el néctar de sus flores, incluso en ocasiones no hay otros tipos de polen disponibles. 

Plantas perennes recomendadas.

1. Ruibarbo – Rheum rhabarbarum.

Aunque es difícil resistirse a la tentación, no puedes recolectar el ruibarbo en su primer año de vida. Debes esperar un poco. Hay que ser pacientes y observar como la planta se va desarrollando, creciendo más y más con el paso de las temporadas.

Se dice que una planta de ruibarbo puede vivir hasta 20 años. Mientras tanto, disfruta todo lo que puedas de sus tallos, siempre teniendo cuidado de mantenerte alejado de sus hojas venenosas.

El ruibarbo se complementa perfectamente con las fresas, una planta herbácea, perenne y de porte rastrero.

Inicio » Agricultura ecológica » 17 plantas perennes que producen durante años

17 plantas perennes que producen durante años

26 MAYO, 2021DEJAR UN COMENTARIO

La naturaleza es increíblemente diversa al igual que es abundante. No siempre podemos verlo a pesar de que está allí. 

Sin embargo, a menudo nos limitamos a un número bastante pequeño de frutas, verduras y vegetales bien conocidos.

El jardinero principiante solamente cultiva plantas que le gustan o que conocen bien como el tomate, el maíz, las legumbres, la calabaza o las plantas medicinales. Plantas que son fáciles de cultivar.

En algún punto, tu jardín y habilidades necesitarán evolucionar. No existe otra manera para el crecimiento y desarrollo.

Una manera de diversificar es cultivar plantas perennes.

Razones para cultivar plantas perennes en tu jardín.

Una vez que te has decidido a evolucionar tu jardín más allá de lo básico, las oportunidades para cultivos confiables comienzan a extenderse frente a ti.

Con el cultivo de plantas perennes, no necesitarás forrajear tan lejos de tu jardín para beneficiarte de los componentes nutricionales de quizás los vegetales nuevos-para-ti.

Los beneficios de comer perennes:

  1. Las plantas perennes amplían el cultivo de tu jardín. La mayoría de las plantas anuales se cultivan durante el verano y el otoño. Algunas plantas perennes estarán listas para ser recolectadas mientras que tus plantas anuales apenas estarán iniciando su fase de crecimiento. Otras todavía, con raíces comestibles, pueden ser recolectadas durante todo el año, cuando tu estás listo para ellas, no cuando ellas estén listas para ti.
  2. Bajo mantenimiento. Una vez que los cultivos de plantas perennes estén asentados, requieren de poca atención por parte del jardinero. Tienen raíces más profundas que las plantas anuales así que son más resistentes a la sequía. Además, las plantas perennes también son resistentes a las plagas y a las enfermedades y también, resisten la presión de invasión de otras plantas con las que comparten espacio.
  3. Las plantas perennes ayudan a mantener el suelo firme. Las plantas perennes viven en zonas sólidas. Una vez que se han plantado, se quedan en la zona donde nacieron. Las plantas perennes contribuyen a que el suelo se mantenga intacto. Asimismo, gracias a sus raíces más profundas, ellas absorben e incorporan mayor cantidad de minerales a sus tejidos y órganos. De manera que son plantas con mayor contenido nutricional que las variedades de vegetales que son más conocidas y consumidas. Ayudan a una estructura saludable del suelo y un hábitat lleno de animales, gusanos, hongos y bacterias. Con el paso del tiempo, las plantas siguen añadiendo más y más materia orgánica al suelo según vayan perdiendo sus hojas. Esto contribuye a la acumulación de una buenísima capa vegetal en el terreno. Las partes de las plantas perennes que no consumas serán incorporadas a esa capa vegetal y como consecuencia, se amplia el abanico de opciones en cuanto a fuentes de nutrientes se refiere.
  4. Jardín más bonito. Más que solamente ser un alimento delicioso, las plantas perennes se pueden usar como ornamentales en tu jardín, ya que algunas de ellas pueden crecer bastante. A menudo, son utilizadas como plantas de bordes y en ocasiones, se utilizan para combatir la erosión de los suelos. 

Además, las abejas pueden interesarse en el néctar de sus flores, incluso en ocasiones no hay otros tipos de polen disponibles. 

Plantas perennes recomendadas.

1. Ruibarbo – Rheum rhabarbarum.

Aunque es difícil resistirse a la tentación, no puedes recolectar el ruibarbo en su primer año de vida. Debes esperar un poco. Hay que ser pacientes y observar como la planta se va desarrollando, creciendo más y más con el paso de las temporadas.

Se dice que una planta de ruibarbo puede vivir hasta 20 años. Mientras tanto, disfruta todo lo que puedas de sus tallos, siempre teniendo cuidado de mantenerte alejado de sus hojas venenosas.

El ruibarbo se complementa perfectamente con las fresas, una planta herbácea, perenne y de porte rastrero.https://www.youtube-nocookie.com/embed/TC2ofmZgbC8?feature=oembed

2. Acedera – Rumex acetosa.

Una de las plantas que primero salen durante la primavera es la acedera. Tiene un sabor único que requiere de tiempo para acostumbrarse. Aún así, es fuente de nutrientes esenciales necesarios sobretodo cuando venimos saliendo del invierno.

Esta planta produce bien hasta junio luego comienza a florecer. Vas a querer recolectar sus hojas mientras están jóvenes y tiernas para hacer salsa de acederas.

La acedera no se vende comercialmente, busca algunas semillas y plántalas tú mismo.https://www.youtube-nocookie.com/embed/73qymVDgJ6Q?feature=oembed

3. Cebollinos – Allium schoenoprasum

Los cebollinos si se venden en las tiendas y mercados. La pregunta es ¿son frescos?

¿No es mejor salir a tu jardín, coger un manojo, picarlos y ponerlos en tus ensaladas y cremas en cuestión de minutos?

Los cebollinos son unas plantas súper fuertes. Crecen vigorosamente y por lo tanto necesitan dividirse de tiempo en tiempo.https://www.youtube-nocookie.com/embed/W93fEMGKGnQ?feature=oembed

4. Espárragos – Asparagus officinalis.

Si tienes un espacio extra en tu jardín, los espárragos crecen tanto a lo largo como a lo ancho dándote durante un par de décadas de buenos espárragos si los cuidas bien.

Pero esta planta puede ser selectiva en cuanto al sitio de siembra. Les encanta el sol y suelos que drenen bien. Pero una vez plantados, no se moverán de allí.

No se le recomienda a los principiantes cultivar espárragos. Aunque si lo consumes en cantidad, se convertirá en un hábito.

El espárrago se puede cultivar por medio de su semilla aunque es mucho más fácil plantar sus raíces directamente en el suelo.https://www.youtube-nocookie.com/embed/A4CamArpcDw?feature=oembed

5. Alcachofa de Jerusalén – Helianthus tuberosus.

Si estás en busca de una planta perenne que sea tolerante a los períodos de sequía, esta es una de tus mejores opciones. 

Si eres nuevo en el cultivo de las alcachofas de Jerusalén y por consiguiente, en su consumo: no comas demasiadas al mismo tiempo, no son un sustituto de la patata. 

6. Alcachofa – Cynara scolymus.

Las alcachofas son hermosas desde los pies a la cabeza y a pesar que tienen un tiempo de crecimiento prolongado, su sabor hace que valga la espera.

Las alcachofas pueden crecer tanto como plantas anuales o como plantas perennes. En el caso de la última opción, deben protegerse durante los meses de invierno.

Antes de cultivar, investiga que tipo de variedades pueden crecer mejor en tu zona geográfica y luego espera por lo menos dos años antes de recolectarlas.

Seguramente habrás notado que todas las plantas perennes comparten algo: tienes que esperar algo de tiempo para obtener los mejores resultados en términos de cosecha.

7. Rábano picante – Armoracia rusticana.

Si estás buscando como añadir algo de calidez a tus comidas de invierno, un poco de rábano picante gratinado es lo que necesitas. La mejor manera de obtener esa raíz es recolectarla fresca, según cuanto puedas excavar el suelo.

Pertenece a la misma familia del brócoli y las coles, las crucíferas. Sin embargo, su cultivo es más difícil.

8. Berro – Nasturtium officinale.

Si te encantan las hojas que tienen un poco de sabor a pimienta, similares a la rúcula, entonces te va a encantar el berro.

No es la planta más fácil de cuidar, porque además atrae plagas como los caracoles, la mosca blanca y las arañas.

Pero, algunas de las mejores cosas de la vida requieren de tiempo y esfuerzo. Con las condiciones correctas, puedes tener vitamina A y C del berro durante todo el año. No solamente eso, ya que el berro es rico en niacina, tiamina y hierro.https://www.youtube-nocookie.com/embed/8X0X2yqtsQg?feature=oembed

9. Ajo – Allium sativum.

Ya conoces los beneficios de cultivar ajo. Ahora vas a descubrir que también puedes cultivar el ajo como una planta perenne.

Deja los bulbos en el suelo un par de temporadas y déjalos multiplicarse por su cuenta. Terminarás con un montón de bulbos pequeños que no llegan a ser cabezas pero si unos ramilletes de ajetes.

Ahora puedes dividir esos bulbos y plantarlos así como lo harías con los dientes de ajo y mantener la cosecha. 

10. Col rizada – Brassica oleraceae var. Sabellica

La col rizada es una planta anual con un tiempo de recolección bastante corto.

Técnicamente, la col riza es bianual, aún así se cultiva como una planta anual. Sin embargo, puede ser perenne.

Si la dejas en el jardín pasado el invierno, cubierta con un mantillo, volverá a crecer a principios de la primavera, reproduciendo nuevas ramas y hojas.

11. Cebollas egipcias – Allium proliferum.

Las cebollas egipcias producen bulbos al final de cada planta, de las cuales todas pueden ser plantadas o consumidas.

Bueno, apenas los bulbos entran en la fase de maduración, se vuelven más pesados. Por lo tanto, delicadamente se caen y crece una planta nueva donde caen.

12. Espárrago de los pobres – Chenopodium bonus-henricus

Se adapta bien a las condiciones de un jardín o bosque, ya que puede crecer tanto en espacios abiertos expuestos al sol como en la sombra.

Como otras plantas de la familia Chenopodiaceae, todas las partes de la planta tienen alto contenido en ácido oxálico como la espinaca y la acedera, así que no se debe abusar de su consumo.

13. Apio de monte – Levisticum officinale.

El apio de monte es una planta muy querida que ha sido cultivada desde la Edad Media. ¿Pero por qué solo algunas personas parecen conocerla hoy en día?

Solo unas cuantas plantas en tu jardín serán suficientes para toda tu familia, viendo que crecen más de un metro de altura. Si no la has probado en tus sopas y estofados, compra algunas semillas y prepárate para plantarlas en la primavera.

Si no puedes comértela fresca en el mismo momento, puedes colgarlas en un manojo para secarlas al aire libre y que te duren todo lo que se prolongue el invierno.

14. El ajo de oso – Allium ursinum.

Esta hierba es una de las primeras en crecer en un bosque. Todas las partes son comestibles, incluyendo las hojas, los tallos y las flores. Realmente son unas plantas perennes muy beneficiosas.

Se ha demostrado que el cultivo a partir de semillas es difícil. Aunque si pueden crecer en el ambiente adecuado, especialmente cuando los bulbos son trasplantados y cubiertos por un manto de materia orgánica.

Disfrútalas frescas.

15. Azucenas – Hemerocallis.

Cuando pensamos en flores comestibles, nuestra mente salta automáticamente hacia la capuchina. Y sin embargo, hay muchísimas flores que son comestibles que no nos hemos decidido a probar, caléndula, pensamientos, madreselva, cayena…

Resulta que las azucenas que son consideradas ornamentales también son comestibles. ¿Quién hubiera pensado que una cena basada en flores de azucena sería tan deliciosa?

16. Helecho avestruz – Matteuccia struthiopteris.

Un vegetal de temporada que probablemente no esperabas encontrar en esta lista pero si en un menú de un restaurante lujoso son los brotes de helechos.

Antes de que te emociones por pensar en buscar los brotes, antes debes aprender más sobre ellos porque pueden ser difíciles de trabajar.https://www.youtube-nocookie.com/embed/J7cQrrFWqkw?feature=oembed

17. Escarola – Cichorium intybus.

La escarola es un vegetal típicamente consumido en Italia. Sin embargo, cuanto más te adentras en Europa, menos popular es.

No solo es tolerante a períodos de frío, sino que además enriquece nutricionalmente tu dieta ya que su amargor característico es extremadamente saludable.

Puede cultivarse en primavera o verano/principios de otoño y produce dos veces al año.

Hay más de 100 especies de plantas perennes por descubrir, ¿a qué estás esperando?

FUENTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: