Tecnología para contrarrestar la piratería de semillas

Actores Productivos
  • Se presume que en el Ecuador al menos el 30% de las semillas tiene un origen ilegal. Gracias a la alianza ECUASEM-SICPA, se podrá autentificar las semillas en el mercado y verificar su origen lícito.

 Para combatir la piratería y falsificación de semillas certificadas en Ecuador, la Asociación Ecuatoriana de Semillas (Ecuasem) y SICPA, líder mundial en el mercado de tintas de seguridad y en soluciones de autenticación, identificación y trazabilidad, firmaron un acuerdo para verificar en tiempo real, su autenticidad.

A través de la aplicación de tecnología de protección de marca, se valida el origen lícito de la semilla y protege su legitimidad en la cadena de suministro.  La solución planteada combina seguridad física y digital, incluye características visibles, invisibles y codificadas verificadas en tiempo real a través de aplicaciones móviles.

LE PUEDE INTERESAR: Café amazónico, sostenible libre de deforestación se exportó a Italia

La piratería y falsificación afectan gravemente a productores e importadores de semillas, agricultores y en última instancia al país porque el engaño trae bajos rendimientos, mala calidad, contaminación de suelos, proliferación de plagas y grandes pérdidas económicas.

Ecuasem estima que un 30% de las semillas de arroz y maíz amarillo sembradas en el país son falsificadas. “Hacemos todos los esfuerzos para proteger al usuario final, que es el agricultor. La piratería de semillas, además, perjudica la imagen de empresas y marcas y perjudica principalmente al agricultor” señaló Carlos Cadavid, presidente de la Asociación.

En sus esfuerzos por resguardar las semillas certificadas de la piratería, EcuaSem y sus empresas afiliadas aplicarán la tecnología SICPA en los envases, permitiendo una fácil e intuitiva verificación a simple vista de la originalidad de la semilla. Por otro lado, un código QR, brindará una identidad digital por medio de una aplicación móvil que además de validarlo permite acceder a informaciones importantes de la semilla certificada.  

“Optamos por esta alianza con SICPA porque queremos generar un cambio en el Ecuador. Esta es una muy buena herramienta para llegar directamente al agricultor y gantizarle que es la semilla certificada es realmente lo que quiere y necesita” precisó Cadavid.

La alianza Ecuasem – SICPA, marca un precedente sobre la importancia del cuidado y protección de la agricultura y los procesos que en ella convergen, teniendo en cuenta que, para el Ecuador y varios países de la región, esta actividad es uno de los pilares de su economía.

Con más de 70 clientes activos a nivel mundial y más de 3 mil millones de productos marcados y protegidos con las soluciones de protección de marca, SICPA ofrece su experiencia que ayudará a la industria semillera y agroquímica nacional a consolidar su confianza, tal como sucedió con el programa “Semente Legal” en Brasil.

Este tipo de iniciativas, además de aportar mayor transparencia en los mercados y generar tecnología vital para mejorar la productividad de los cultivos, ayuda a los agricultores disminuir el alto riesgo de su inversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *